Pavo descendiendo como puede En España conocemos bien lo que es hacer “volar” a un animal que no vuela en aras de la tradición. Hasta hace 15 años, en el zamorano municipio de Manganeses de la Polvorosa los quintos del lugar arrojaban a una cabra viva desde un campanario. Abajo, tensando una lona, los muchachos del pueblo trataban de hacer que el rumiante sobreviviese a la caída, lo cual no siempre se conseguía.

CUERVO fumador Los cuervos son unas criaturas muy inteligentes, pero los humanos supuestamente lo somos más. De ahí que hace ya casi una década a alguien (concretamente al hacker Joshua Klein) se le ocurriese proponer que se aprovechase la habilidad de estas aves para encontrar cosas brillantes para hacerlas trabajar como recaudadoras de monedas perdidas. ¿El premio? Un cacahuete por cada moneda.

Estar en las nubes mientras trabajas no es tan malo Estás en una aburrida reunión de trabajo. Tu jefe y tus compañeros de equipo están centrados en lo que hacen. Tu en cambio estás de cuerpo presente, si bien tu mente está en otro lado, muy lejos de la sala de juntas, vagando libre. ¿Es esto malo? Pregúntaselo a tu jefe, cuando se da cuenta de que estás en las nubes tras hacerte una pregunta que ni oyes. (Tranquilo al final de este artículo te vamos a dar una excusa para que, en caso de que te despida, tu mujer te perdone y se de cuenta de la joya con la que comparte su vida).