¿A quién pertenece la tierra ganada al mar por la lava volcánica?

Lava ganándole terreno al mar Hawái, el paraíso en el Pacífico con el que sueña media población de los Estados Unidos, es uno de los rincones con mayor actividad volcánica del planeta. En estos momentos y desde hace más de un mes, en la mayor de las islas del archipiélago el cráter del Kilauea está liberando lava. Esta erupción constante ha cubierto cientos de hectáreas de la isla con nueva roca derretida, que al igual que sucede con el agua, en ocasiones encuentra su camino hasta el mar. Cuando esto sucede, la lava se enfría y endurece creando súbitamente nuevas tierras donde antes solo había océano. La pregunta es ¿quién es el propietario de este terreno con vistas al mar?

A estas áreas se las llama técnicamente “extensiones de lava”, y en 1977 fueron el objetivo central de un caso judicial dirimido en el Tribunal Supremo del Estado de Hawái. En aquel juicio dos residentes de la mayor de las islas del archipiélago (el matrimonio formado por Maurice y Molly Zimring), demandaron al Estado por un terreno de más de 3,2 hectáreas creado tras una erupción del Kilauea que tuvo lugar en 1955. Como la lava de 1955 colindaba con la propiedad comprada por los Zimrings, estos supusieron que les pertenecía.

En un post de 2008 publicado en la web del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), puede leerse: “la escritura de la propiedad describía las parcelas originales anteriores a 1955 y no contenía por tanto ninguna descripción de la nueva tierra. Los Zimrings pagaron impuestos por la propiedad, plantaron árboles y arbustos, e incluso labraron una porción del nuevo terreno con maquinaria pesada, totalmente convencidos de que la extensión de lava de 1955 les pertenecía”

Tras una erupción del volcán Kapoho que tuvo lugar en 1960, el Estado ordenó a los Zimrings que abandonaran la extensión de lava, por lo que estos decidieron llevar el asunto a los tribunales, ganando el juicio en primera instancia. No obstante, la decisión fue finalmente revocada por el presidente del Tribunal Supremo del Estado, el señor William Richardson.

Aquella decisión creó jurisprudencia, y desde entonces se entiende que las nuevas parcelas de tierra creadas por lava volcánica pertenecen al estado. Sin duda es un dato que deberás tener en cuenta si estás pensando en invertir en terrenos en Hawai por su privilegiada ubicación en primera línea de playa. Piensa que lo que hoy está pegado al mar mañana podrá quedarte a 200 metros de la línea costera.

De hecho, por lo que pudo leer en Motherboard, el propio concepto de ser propietario de un terreno en Hawái es algo relativamente nuevo en las islas.

Culturalmente hablando, los hawaianos nativos se veían (aún se ven así) más como administradores que como amos de su entorno. Antes de la llegada del hombre blanco, las ahupua’a o divisiones de tierra, se extendían desde el océano hasta las montañas, y estaban bajo el gobierno de un cacique que aseguraba el acceso del pueblo a una multitud de recursos.

¡Ah los desmanes que les ha traído la propiedad privada desde entonces!

1 comentario

Participa Suscríbete

Daniel Verde Daniel Verde

Caminando por La Palma recuerdo que alguna vez me comentaron que en la erupción del Teneguía, 1971, algunos palmeros bajaron a clavar estacas en la lava aun caliente para reclamar terrenos ganados al mar, y que otro tanto de lo mismo había pasado ya con la erupción del San Juan en 1949. Cómo en ambas coladas se pueden ver líneas blancas dibujadas sobre las coladas e incluso fincas de plataneras (la tierra se trajo del monte en camiones, y el agua entubada), la idea no me pareció inverosímil, máxime teniendo en cuenta el espíritu emprendedor de los palmeros…Creo que durante la erupción de El Hierro en 2010, fue especulación de bar que pasaría con la propiedad de una hipotética isla que podría haber surgido en la Restinga… Vamos, que en algunos aspectos los canarios somos tan exotiquísimos como los hawaiianos…. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *