El misterio del barco fantasma SS Baychimo

abandoned-ghost-ship-ss-baychimo-trapped-in-the-ice-off-the-coast-of-alaska

El buque carguero de 1.322 toneladas “SS Baychimo” formaba parte de la flota de la compañía Hudson’s Bay. Fue construido en Suecia y su tarea consistía en navegar por las rutas comerciales de los remotos territorios del noroeste de Canadá. Fue botado en 1914 y usado en Europa durante la Primera Guerra Mundial, e hizo su viaje transantlántico hacia Canadá en 1921.

El SS Baychimo pasó la siguiente década, bordeando la costa de Canadá dedicado a la recolección de pieles. Pero el 1 de octubre de 1931, el buque quedó atrapado en el hielo cerca de la costa de Alaska y su tripulación escapó al enfrentarse a una fuerte tormenta. Después de varios intentos de regresar a bordo, 15 hombres decidieron construir un refugio en el hielo y capear la tormenta con la esperanza de liberar la nave en última instancia. Pero luego, el 24 de noviembre, una ventisca de nieve barrió la zona y cuando se despejó el SS Baychimo había desaparecido.

El capitán y la tripulación asumieron que el barco se habría hundido en la tormenta, pero no pasó mucho tiempo antes de que se escucharan rumores de que en realidad, el SS Baychimo se había movido algunas millas desde donde había quedado atrapado en el hielo. Efectivamente así había sido, y la tripulación logró alcanzar la nave, tras lo cual la despojaron de su carga y la abandonaron pensando que estaba demasiado dañada y que no podían salvarla.

No fue así y el buque no se hundió. Durante varias décadas, el SS Baychimo fue visto a lo largo de la costa de Alaska en muchas ocasiones. Los avistamientos no se limitaban meramente a los típicos informes relacionados con barcos fantasmas, es decir visiones de formas extrañas en el horizonte. En lugar de eso, varios grupos abordaron el SS Baychimo. En 1933, un grupo que de navegantes que se encontraba en medio de una tormenta implacable no sólo abordó la nave, sino que pasó diez días atrapado dentro de su superestructura.

También ha sido visto por equipos de trineos tirados por perros, así como por grupos de buscadores de petróleo que recorrían aquella remota y helada esquina de América del Norte. Un capitán que abordó el barco fantasma con la esperanza de poder salvarlo de una vez, se vio así mismo atrapado por el avance del hielo. Otros esfuerzos similares se vieron de igual forma bloqueados por el mal tiempo. Y durante todo ese período, el barco fantasma se mantuvo a flote.

El último avistamiento del SS Baychimo data de 1969, casi cuatro décadas después de que fuese abandonado en el hielo de Alaska. Durante años, parecía que iba a convertirse en otro buque más reivindicado por los abismos del océano. Sin embargo en 2006, el gobierno de Alaska decidió investigar el caso, en un intento de determinar el destino del barco fantasma abandonado. No se encontró ningún rastro de la nave y aunque es probable que el SS Baychimo finalmente se haya hundido, también existe la posibilidad de que este barco fantasma siga rondando las aguas heladas de Alaska.

Lo leí en Urban Ghost Media.



1 Comentario

Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 14 junio, 2016
Categoría(s): ✓ Curiosidades