Descubren tres exoplanetas potencialmente habitables a 40 años luz de la Tierra

eso1615a

¡Estamos de enhorabuena! Los astrónomos han encontrado tres exoplanetas, similares en tamaño y en temperatura a nuestra Tierra, orbitando alrededor de una estrella enana ultra-fría situada a 40 años luz. En el futuro, podremos analizar sus atmósferas en busca de signos de vida. La estrella madre a la que orbitan, llamada TRAPPIST-1, tiene una masa de apenas el 8% la del sol, y su radio es solo el 11% de nuestra estrella, lo que hace de esta enana blanca un cuerpo ligeramente más grande que nuestro Júpiter.

Un equipo dirigido por Michaël Gillon, de la Universidad de Lieja, Bélgica, descubrió a este trío utilizando el telescopio TRAPPIST (con sede en Chile) para controlar la atenuación de brillo de la estrella, que se da a medida que los planetas pasan frente a su disco. Dos de ellos están en el borde interior de la zona habitable – la región alrededor de la estrella que permite que exista agua líquida – y el tercero o bien está justo sobre el límite o un poco más allá.

Aunque la masa exacta de este triplete no se conoce, la estimación del equipo sobre estos planetas sostiene que deben estar entre el 50% y el doble de la masa de la Tierra. Probablemente están hechos de rocas y tal vez de hielo, lo que hace que tengan una composición similar a la de los planetas terrestres del Sistema Solar, o a la de las lunas heladas de nuestros planetas gigantes.

Gillon sostiene que pese a que hemos visto mundos potencialmente habitables en el pasado, estos tres ofrecen la mejor oportunidad para su estudio. “Por primera vez, tenemos planetas cuya composición atmosférica puede ser estudiada en detalle con la tecnología actual”.

“Ya hemos hecho esto con éxito en muchos casos, pero nunca con planetas tan pequeños como la Tierra y ciertamente no con planetas situados en la zona que permite la presencia de agua líquida”, afirmó David Kipping, de la Universidad de Columbia, Nueva York. “Existe una posibilidad legítima para pensar que este sistema podría albergar vida y que podríamos ser capaces de inferir su presencia en la próxima década.”

Como veis, la posibilidad de descubrir una segunda Tierra abandona poco a poco el plano de la ciencia ficción. Este descubrimiento hace que una noticia así se adentre en el reino de lo plausible, y con confirmación a años vista. ¡Los amantes de la astrobiología vivimos una época apasionante!

Me enteré leyendo Nature y la web de ESO.



2 Comentarios

  1. Hola, me gusta tu blog pero creo que esta entrada debería ser un poco más realista. ¿Abandona el plano de la ciencia ficción estando a 40 años luz? . Para comenzar la velocidad luz de una nave es algo absolutamente de ciencia ficción y que provocaría que la propia materia fuera luz a esa velocidad.

    La máxima velocidad de un objeto conseguida por el hombre es de 40000Km/h, esto quiere decir que en llegar a ese planeta y sin tener en cuenta el combustible que haría falta para la monstruosa aceleración, tardaríamos 9460800000 horas, o lo que es lo mismo: 1 millón 80 mil años.

    Pongamos no ya que conseguimos 40000 Km/h sino 40000 Km/SEGUNDO que es ir 3600 veces más rápido de lo nunca alcanzado hoy en día… tardaríamos 300 años en llegar… no lo veo nada “plausible”.

  2. Hola Eduardo. Me refiero a que caen lo suficientemente cerca como para que futuros telescopios como el James Webb puedan estudiar con detalle la composición de sus atmósferas. Por supuesto que sé que alcanzar esos mundos con nuestros medios actuales es ciencia ficción, de hecho lo es incluso llegar a Alfa Centauri (4 años luz), aunque si lees mi último post sobre Hawking y la iniciativa para crear naves que alcancen el 20% de la velocidad de la luz en una generación, tal vez te pasase como a mi, y te volvieses más optimista.

Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 2 mayo, 2016
Categoría(s): ✓ Ciencia