La mesa solar ¿adios al alargador?

mesasolar.jpeg

Estás sentado en el jardín de tu casa a 15 metros del salón. Tu portátil se conecta a internet perfectamente gracias a la red WiFi. Las ardillas juegan entre los árboles mientras repasas tus feeds favoritos, la vida es maravillosa, disfrutas de la naturaleza y de la tecnología al mismo tiempo… y de repente ¡plof! la batería del portátil se agota. Maldices entre dientes y te diriges al garaje a recoger la antiestética bobina de cable del alargador de 25 metros. ¡Menuda faena!

Bueno, todo tiene solución. Solo tienes que cambiar esa bonita mesa de aglomerado, comprada en Leroy Merlin por 100 Euros, por esta otra de línea ultraclásica (solo le falta la red para jugar al ping pong) pero cubierta de paneles solares, lo que le permite generar la energía suficiente para hacer funcionar tu laptop (o incluso una televisión y un DVD). Los diseñadores de esta mesa Sudia Design Labs, la han fabricado para que sea resistente al agua. ¿Qué pasa si está nublado? Tranquilo, la mesa viene con baterías para almacenar la energía que no usas. Cuando la desembales y la pongas al sol, estará operativa tras apenas 3 horas de luz.

mesasolar2.jpeg

La Sun Table (¡se han comido la cabeza con el nombre!) está fabricada principalmente en aluminio y viene empaquetada en cartón reciclado. El inconveniente – siempre hay uno – es su elevado precio, y es que pagar 3.600 dólares por una mesa que no sea de caoba parece demasiado… Si aún así sigues interesado en adquirirla, tendrás que pedirla ahora y esperar a que te la entreguen en marzo del 2008.

Visto en Trend Hunter (Vía Bornrich)



18 Comentarios

  1. Y hay otra cuestión que no se ha comentado pero que, a mi parecer, hace el invento mucho menos práctico: ¿Qué pasa con el calor producido?
    Aunque la mesa absorba una parte de la radiación que recibe, es más la que emite (los paneles solares difícilmente aprovechan un 30% de la energía que reciben, el resto la expulsan al exterior). Por lo tanto, aunque la mesa esté a la sombra producirá bastante calor. Y debe ser incómodo trabajar sobre una mesa que se caliente, aparte de que no es bueno para el portátil, que en general suele tener problemas para expulsar el calor que produce el procesador.
    En resumen, me parecen mucho más prácticos los portátiles a cuerda de 100 $; aunque como son para los países pobres mucho me temo que lo tengo difícil para hacerme con uno.

  2. Pingback: meneame.net
  3. 15 de agosto al sol, sudando la gota gorda, pero que no se apague el ordenador…
    Supongo que a la sombra algo funcionará, pero seguro que el rendimiento es muy bajo, por no hablar que la mesa debe estar despejada, sin papeles ni manchas, ya que la parte de la placa solar en sombra no funciona.
    Y como apuntaba alguien el calor que desprende la mesa tiene que ser insoportable.
    Mejor invento seria una sombrilla con paneles solares: sombra y cargador en uno, así sí que me pondria al solecito…

  4. Desde luego que sí, sería más práctica una sombrilla solar. Claro que este tipo de inventos están pensados para los países nórdicos, donde hace poco sol y el calor que pueda producir la mesa incluso se agradece. Pero en nuestras latitudes, ¿se imaginan en el verano de Madrid con una mesas de esas en el Parque del Retiro? XDD

  5. Curioso invento aunque, como bien dicen por ahí, demasiado caro y poco práctico por el calor. Sin duda la idea de la sombrilla es mucho mejor.

    Cabezón, Hace tiempo leí que en los países desarrollados sí que se podría adquirir, pero al doble de precio. La razón es que compras un portátil para ti y el otro lo donas a un niño o algo así.

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 28 diciembre, 2007
Categoría(s): ✓ Gadgets/Objetos