¿Crees en los centauros?

El centauro de la excavación de Volos
El centauro de la excavación de Volos

Lo último que un estudiante universitario piensa en encontrarse cuando visita una biblioteca es el esqueleto a medio desenterrar de un centauro, pero esto es justamente lo que les espera si acceden a la Biblioteca John C. Hodges de la Universidad de Tennessee (U.T.) en Knoxville.

Esta falsificación (sí amigo, al igual que sucede con los unicornios, los centauros no existen) tiene como única intención captar la atención de los estudiantes sobre las dimensiones poéticas y mitológicas de la ciencia. La pieza, llamada “la excavación del centauro en Volos”, se muestra como una auténtica pieza arqueológica, e incluso se acompaña de restos cerámicos de la civilización de estos hombres-caballo.

Por lo que puedo leer, el centauro fue construido originalmente en 1980 (con huesos reales) por el doctor William Willers, profesor de Microbiología en la Universidad de Wisconsin en Oshkosh. Después de varias exhibiciones en museos y galerías del medio oeste, la pieza fue almacenada. En 1993, después de una campaña de recaudación de fondos organizada por los profesores Beauvais Lyons del Departamento de Arte y Neil Greenberg del Departamento de Zoología (ambos de la U.T.) el panel fue adquirido por la universidad.

La pieza muestra los supuestos restos mortales de un centauro como si hubiesen aparecido en una excavación arqueológica real, en imitación a lo que uno puede ver en los museos de historia natural cuando observa los restos de un pequeño dinosaurio fosilizado. En una placa anexa se explica la historia de estos humanos con pezuñas, su cultura e incluso se advierte al lector de que se encuentra frente a uno de los tres únicos restos de centauros que se conservan en el mundo. La falsa historia cuenta que los tres restos se extrajeron de la tierra en un lugar próximo a Volos, en Grecia y que su hallazgo hizo que los historiadores y biólogos y tuvieran que repensarse el estatus mítico de esta criatura.

Pues eso, que si eres sugestionable y propenso a creerte todo lo que tenga una apariencia mínimamente científica, mucho cuidado antes de lanzarte a twittear un hallazgo increíble visto en Knoxville… te puede costar la reputación.

Podéis ver más fotografías de la instalación artística (con detalles de los “restos” de cerámica de la cultura centáurica) en OddThingsIveSeen.com.

Hay más información sobre esta pieza en la web de La Biblioteca de la Universidad de Tennessee en Knoxville.



Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 4 octubre, 2017
Categoría(s): ✓ Arte Geek