Dios nos libre de los populismos

revuelta-republicana

La imagen la encontré en Honjii.wordpres.com y habla de una revuelta republicana en EE.UU. de 2012, pero ciertamente es aplicable a cualquier evento de los que presenciamos últimamente. Léase Brexit, el ascenso de personajes como Donald Trump o Marie Le Pen, la barbarie del extremismo islámico, etc. En fin, al final siempre pierden los mismos, los que se toman la molestia de pensar en los pros y los contras en cada situación, en lugar de simplificar decidiendo que la culpa la tienen otros, a los que hay que apartar a toda costa.

No se, en ocasiones uno termina por envidiar un poco a la inmortal obra de Auguste Rodin, y es que en mi opinión es mejor tener la cabeza rellena de bronce que de neuronas descarriadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *