¿Sabes que a veces se te puede caer un dedo del pie? (Dactilolisis espontánea)

dactolilisis

Si algún día alguien te cuenta que un buen día se le cayeron los dedos de los pies por si solos y sin tener ni idea de la razón, no te rías de él. Tu interlocutor ni está loco ni colocado, simplemente puede ser uno de los raros afectados por la dactilolisis espontánea. Esta forma extremadamente rara de autoimputación, que implica que tu cuerpo decide «tirar» por la borda uno o más dedos de tus pies, es algo que sucede realmente a personas de origen africano, aunque a alguno le pueda parecer más propio de los tiempos de la lepra.

Uno de los primeros occidentales en percatarse de esta extraña condición fue el doctor brasileño Silva Lima, quien ya relató casos en 1867. Desde entonces hasta ahora, y pese a que se han registrado más casos entre medias, seguimos sin tener respuesta de por qué sucede.

En la web NoDiagnosticado.es se refieren a esta condición de la siguiente manera:

Dactilolisis espontánea: Una rara condición en la cual una banda dura de tejido se tensa alrededor de una parte del cuerpo y hace que se desprenda (autoamputación).Se ve principalmente en africanos que andan descalzos en los cuales ocurre autoamputación del quinto dedo del pie.

En la web estadounidense Ncbi.nlm.nih.gov se puede leer algo más sobre esta extraña dolencia:

Primero se forma una pequeña banda de tejido duro alrededor de la base del dedo meñique del pie. Normalmente esa banda se forma en los meñiques de ambos pies, después de todo ¿por qué no habrían de ser simétricas las pesadillas? Finalmente la banda se va haciendo más pequeña y comprimida, hasta que el dedo acaba por desprenderse. Obviamente, los aquejados por esta enfermedad experimentan dolor en la punta del pie, pero por lo demás no tienen ninguna otra complicación. Simplemente ven como la «banda» se va estrechando más y más fuerte, rompiendo los huesos del dedo a medida que se constriñe. Finalmente el dedo queda colgando de un «pedículo», una pequeña tira de tejido y hueso. En última instancia, incluso el pedículo se rinde, y el dedo se desprende.

Como comentado, hasta el momento la ciencia no puede explicar esta extraña enfermedad. Todo lo que pueden asegurar es que les sucede a personas de ascendencia africana, especialmente si viven en los trópicos. Si perteneces a este subconjunto de los humanos y eres de los que no te cambias de calcetines en meses… es hora de quitártelos y hacer recuento de dedos.

Me enteré leyendo Gizmodo.



1 Comentario

Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 9 noviembre, 2015
Categoría(s): ✓ Curiosidades