Neuronas en desarrollo, con el núcleo resaltado en amarillo
Neuronas en desarrollo, con el núcleo resaltado en amarillo

Desde que tengo “querencia” por la divulgación, he escuchado que los cerebros adultos no generan nuevas neuronas. Sabía además, que la plasticidad extrema se pierde a medida que crecemos, lo cual explica que los bebés que padecen ictus puedan llevar una vida normal, mientras que los adultos que padecen un infarto cerebral se enfrentan a menudo a daños irreparables.

Posando junto a la estatua de Bobby y la tumba de James Brown Recientemente he tenido la fortuna de visitar Edimburgo (en viaje turístico) junto a mi pareja. Esta es una de las capitales europeas que más me han atraído desde siempre, así que ni el frío ni la lluvia nos echaron para atrás y disfrutamos de 3 días completos alojados en plena Old Town. Edimburgo tiene bastantes atracciones como para que cualquier aficionado a la cultura disfrute y aprenda entre pinta y pinta de cerveza.

plátanos para monos Leyendo esta tarde en Cracked una selección de creencias que sorprendentemente resultan ser falsas, he descubierto que en Estados Unidos, allí donde la regulación permite comer alimentos transgénicos, también existen personas que creen que son peligrosos y que en realidad la mortandad y la incidencia de cánceres debe por tanto ser mucho mayor en Norteamérica que en Europa. Nada de eso, la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos no ha encontrado nada que indique que los índices de enfermedad se hayan incrementado en relación con Europa. ¡Punto para Mulet!