¿Sabías que hay dos clases de cerumen humano?

¿Caramelos a base de cerumen humano? WTF!

No se vosotros, pero entre mis temas favoritos de conversación no se encuentra el de las secreciones cerúleas del interior del oído. Aún así, confieso que muy a menudo consigo encontrarle el punto interesante a casi todo, por lo que me propongo averiguar si soy capaz de contagiaros también en esta ocasión. ¿Sabíais que en realidad, los humanos nos dividimos en dos clases en función al color y consistencia de nuestro cerumen?

En efecto (a grosso modo) podemos hacer dos grupos, con uno compuesto por africanos y europeos, y en el otro por asiáticos e indígenas americanos. Lo explica con su coña y sapiencia habitual, el bueno de Cecil Adams, veterano periodista responsable de The Straight Dope del que os he hablado en múltiples ocasiones.

A pesar de que yo no me enteré hasta ayer, hace mucho tiempo que se sabe que la consistencia del cerumen es un rasgo genético distribuido etnográficamente. Los europeos y africanos subsaharianos contamos – generalmente – con la variedad pegajosa amarillo-amarronada llamada cerumen húmedo. Los originarios del lejano oriente, en cambio, cuentan con una versión seca, de color pálido y consistencia “desmenuzable”. ¿Qué pasa entonces en Asia central? Pues que ambas variedades son comunes.

¿Cuál es la razón? Hasta hace bien poquito no teníamos ni idea, aunque teniendo en cuenta que la variedad seca es también más común cuanto más al norte se viaje, se intuía que esta mutación genética se extendió porque confería alguna ventaja evolutiva a sus portadores a la hora de prosperar en ambientes fríos. Teniendo en cuenta que los humanos partieron de África hace unos 70.000 años para poblar el planeta, lo más probable entonces es que la variedad húmeda fuese la original, y la seca la más reciente.

Afortunadamente y para salir de dudas, este siglo ha habido varios estudios científicos sobre la materia en Japón. En 2006, un equipo dirigido por Yoshiura K. observó que en las poblaciones asiáticas donde la variedad de cera seca es la común, era raro toparse con axilas sudorosas y con olores corporales fuertes. Posteriormente, en 2009, este mismo equipo demostró que el tipo de cera y el sudor de las axilas están fuertemente asociados genéticamente, y que el gen responsable de ambos rasgos era el ABCC11. (Podéis consultar su trabajo en Nature genetics).

En 2011, otro equipo nipón descubrió más cosas sobre el gen ABCC11. Usando la prevalencia del gen de la cera seca como base en simulaciones de probabilidad, los autores del trabajo estimaron que esta variedad de cerumen divergió de la original (la húmeda) unas 2.006 generaciones atrás en el tiempo, lo que equivale a hace unos 50.000 años. Esta suposición cuadra bastante bien con la velocidad de propagación que defiende la teoría de la emigración africana. (Podéis consultar este trabajo, dirigido por Ohashi J, en Molecular Biology and Evolution).

¿Qué ventaja contra el frío podría conferir contar con la variedad seca del cerumen? En realidad la clave no parece venir de las glándulas ceruminosas, el lugar del oído externo en el que se genera la cera. Nuestro cuerpo cuenta con dos clases de glándulas sudoríparas, una de las cuales llamadas glándulas aprocrinas, cuentan con una variedad “modificada” especializada en la producción de la cera.

Sin embargo, las glándulas apocrinas que producen sudor (que son en las que centró su estudió Yoshiura) se encuentran en la ingle, las axilas y alrededor de los pezones. Por tanto, la mutación genética debió surgir en relación al papel que la actividad aprocrina juega en la regulación del calor. En base a este trabajo, debemos creer que la aparición de la cera seca fue simplemente un “efecto colateral” surgido por los cambios en el gen ABCC11.

PD. La imagen de los caramelos de cera de oído humana que ilustran el post los encontré en Lost at E minor y ahora que se acerca Halloween podrían ser perfectos para asustar a esos niños que se te acerquen para asaltarte con su “truco o trato”. (Tranquilo, al final son de crema de leche).

Me enteré leyendo Straightdope.



1 Comentario

Deja un comentario

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 24 octubre, 2018
Categoría(s): ✓ Ciencia