Me temo que esto no es una luciérnaga…


“Esta es una rana cubana que encontré en un árbol en el jardín trasero de mi casa, en el sur de Florida. Cómo y por qué se comió la rana una luz navideña es un misterio. Debo decir que en el momento en que tomé esta foto, pensé que la rana habría muerto “cocinada” desde dentro. Me alegra señalar que estaba equivocado. Tras unas cuantas instantáneas la rana cambió de posición, así que cuando acabé con las fotografías, le saqué la luz de la boca y descubrí que estaba perfectamente. En realidad, puede parecer una locura pero creo que no le sentó nada bien que le quitara su lucecita”.

El autor de la curiosa foto, y de la descripción del párrafo anterior, se llama James Snyder. La imagen aparece en el apartado que la foto editora Susan Welchman dedica a seleccionar las mejores obras que recibe de los lectores de National Geographic; una sección llamada The Daily Dozen (véase abril semana 1).

Vía Neatorama.



15 Comentarios

  1. Pingback: meneame.net
  2. Tal vez, en el mundo animal, la rana solo pretendía alcanzar el Nirvana de forma rápida. Como diría Einsten lo de la “iluminación” también puede ser relativo.

Deja un comentario para LorDeath Cancelar respuesta

Por maikelnai
Publicado el ⌚ 6 abril, 2009
Categoría(s): ✓ Imágenes