La Z1 es considerada hoy en día como la primera computadora libremente programable del mundo. Se concluyó en 1938 y fue completamente financiada con fondos privados. La primera computadora de Konrad Zuse, construida entre 1936 y 1938, resultó destrozada durante los bombardeos a Berlín de la Segunda Guerra Mundial, y lo mismo sucedió con todos los planos de la construcción. En 1986, Konrad Zuse decidió reconstruir la Z1.