¿Os imagináis poder ver la tele sin que te pregunten a qué huelen las nubes? ¿sin que te machaquen con la musiquilla del tanga girl? ¿os imaginais poder olvidaros de los cambios de humor de tu pareja cuando tiene “esos días”? (Esto último, munición habitual en las batallas domésticas, sobre todo cuando los hombres deseamos parecer insolentes). Pues bien, parece ser que ese día está mucho más cerca de lo que pensamos. Las mujeres, de nuevo, están preparadas para romper las reglas.