Una de mis páginas favoritas es Damn Interesting, web de la que aún no había traducido nada. Hace unos meses, navegando por la red, llegue a un estremecedor vídeo en el que se apreciaba como un ciempiés gigante cazaba a un pobre ratón. Ahora, transcurrido un tiempo prudencial para recuperarme de la impresión, me he sentido con fuerzas para dedicarle una entrada a esta criatura inmunda, habitante de las peores pesadillas. Ya de paso, estreno una nueva categoría en el blog dedicada a los bichos.