¿Soplar las velas de la tarta de cumpleaños puede matarte?

Niño soplando las velas sobre una tarta vegana Esto de regresar de vacaciones le pone a uno de un humor de perros. Y ya que la depresión post-vacacional me está atacando severamente ¿por qué no compartir actitudes negativas con los lectores? Lo hice ayer atemorizando a mis lectores de Yahoo! al advertirles de los peligros del estropajo, y lo haré hoy con vosotros para que ni el día de vuestro cumpleaños podáis relajaros… ¡Muahahaha!

En fin. Bromas aparte acabo de descubrir un trabajo recientemente publicado en Journal of Food Research que podría hacer que os lo pensarais dos veces antes de llevaros un trozo de tarta a la boca después de que el homenajeado haya soplado las velas (regando de bacterias el glaseado al mismo tiempo) mientras aplaudís como locos semejante acto antihigiénico.

Paul Dawson, que es profesor de seguridad alimentaria en la Universidad Clemson y coautor del trabajo, acaba de ser entrevistado por Treehugger acerca de este trabajo, que parece empeñarse en arruinar el momento favorito de millones de niños en todo el planeta.

No es que Dawson sea un agonías profesional empeñado en fastidiar a diestro y siniestro sin motivo alguno, en realidad la idea se le ocurrió después de que su hija adolescente le preguntase sobre el asunto. Por ello, el estudio en cuestión trataba de determinar el potencial que este acto “ventoso” tiene a la hora de esparcir bacterias sobre la tarta. ¿El resultado? Pues resulta que tras soplar las velas el número de microbios sobre el pastel puede llegar a aumentar en un 1400%.

¿Entonces vamos a morir todos? ¿Debemos prohibir a nuestros hijos engullir pastel de cumpleaños? Obviamente no. El propio Dawson cuenta que incluso soplando las velas 100.000 veces, la posibilidad de enfermar será probablemente mínima. Eso sí, conviene asegurarse de que el cumpleañero soplador parezca saludable.

El estudio del equipo de Dawson de hecho descubrió que algunas personas no transferían ninguna bacteria al soplar las velas, mientras que otras, por las razones que fueran, transferían un montón.

¿Moraleja? Si el homenajeado moquea, tiene la cara descompuesta y un sudor febril inunda su frente, mejor no comas tarta. La gripe podría estar buscando nuevos amigos. En el resto de los casos adelante zampabollos.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>