Como ser feliz

10-estudios-sobre-la-felicidad-1024x612

Un meme popular en internet (y en las tarjetas de felicitacón anglosajonas) atribuido a Henry David Thoreau, sostiene que “La felicidad es como una mariposa, cuanto más la persigues más te esquiva, pero cuando vuelcas tu atención en otra cosa, viene y se posa suavemente en tu hombro”.

Siento aguaros el momento tierno, pero según los psicólogos esta ñoñería no puede estar más lejos de la realidad. La felicidad puede elegirse. Puedes salir a perseguir esa esquiva mariposa y hacer que se sienta en tu hombro. ¿Cómo? En parte simplemente tomándote la molestia de controlar tus procesos mentales.

Algunos trabajos de investigación muestran que el talento para ser feliz viene determinado, en gran medida, por tus genes. El profesor de psicología David T. Lykken, autor del libro ““Felicidad, naturaleza y educación de la dicha y la alegría”” afirma que “Todos tenemos un punto de origen para la felicidad, y nos alejamos de él muy ligeramente”.

Por eso, los psicólogos que estudian la felicidad (como el citado Lykken) creen que podemos perseguirla. ¿Cómo? Alejando las emociones negativas como el pesimismo, el resentimiento y la ira. Además, debemos promover las emociones positivas como la empatía, la serenidad, y especialmente la gratitud.

En la web de salud WebMD proponen una estrategia de siete puntos destinada a conseguir ser feliz. Aquí os dejo una traducción de lo que dicen:

1 – No te preocupes, elige ser feliz

El primer paso, no obstante, es tomar conscientemente la elección de aumentar el nivel de felicidad. En su libro: “La conquista de la felicidad, publicado en 1930”, el filósofo Bertrand Russell dijo lo siguiente: “La felicidad no es, salvo en casos muy raros, algo que te cae dentro de la boca como una fruta madura. [..] La felicidad debe ser, para la mayoría de hombres y mujeres, un logro más que un regalo de los dioses, y en este logro, el esfuerzo, tanto hacia adentro como hacia afuera, debe de desempeñar un papel muy importante”.

Hoy en día, los psicólogos que estudian la felicidad están totalmente de acuerdo. La intención de ser feliz es la primera de “Las 9 elecciones de la gente feliz” recopiladas en un libro de idéntico título por sus autores Rick Foster y Greg Hicks.

“La intención es la voluntad activa y el compromiso de ser feliz”, escriben . “Es la decisión de elegir conscientemente actitudes y comportamientos que conducen a la felicidad y permiten superar la infelicidad”.

2 – Cultiva la gratitud

En su libro: “La auténtica felicidad”, el psicólogo Martin Seligman de la Universidad de Pennsylvania anima a los lectores a realizar un “ejercicio de gratitud” diario. “Se trata de enumerar una lista de cosas que te hacen estar agradecido. Esto aleja a la gente de la amargura y la desesperación, dice, y promueve la felicidad.

3 – Fomenta el perdón

Guardar rencor y dar asilo a las quejas puede afectar tanto a la salud física como a la mental, según atestigua un creciente número de trabajos de investigación. Una forma de reducir este tipo de sentimientos es fomentar el perdón. Esto reduce el poder de los malos actos para crear amargura y resentimiento, sostienen Michael McCullough y Robert Emmons, investigadores de la felicidad y autores del libro ”La psicología de la felicidad“.

En su libro: “Cinco pasos para el perdón”, el psicólogo clínico Everett Worthington Jr. ofrece un proceso de 5 pasos que él llama REACH. En primer lugar, recordar el dolor. A continuación, empatizar y tratar de entender el acto desde el punto de vista de quien lo causa. Ser altruista y recordar una vez en tu vida en la que hubieras sido perdonado. Comprometerse a expresar el perdón en palabras. (Esto se puede hacer ya sea en una carta a la persona a la que se perdona, o bien escribiéndolo en su diario). Por último, tratar de mantenerse en el perdón. No te obceques en la ira, el dolor, y el deseo de venganza.

La alternativa al perdón es reflexionar sobre la ofensa, lo cual es una fuente de estrés crónico, dice Worthington.

“La reflexión es el chico malo de la salud mental”, afirma Worthington. “Se asocia con casi todo lo malo en el campo de la salud mental: trastorno obsesivo-compulsivo , depresión , ansiedad y probablemente hasta con la urticaria”.

4 – Contrarresta los pensamientos y sentimientos negativos

Como defiende Jon Haidt: mejore su higiene mental. En su libro “La hipótesis de la felicidad”, Haidt compara a la mente con un hombre montado en un elefante. El elefante representa los poderosos pensamientos y sentimientos – en su mayoría inconscientes – que impulsan su comportamiento. El hombre, aunque mucho más débil, puede ejercer control sobre el elefante, tal y como puede ejercer control sobre los pensamientos y sentimientos negativos .

La clave es adquirir el compromiso de hacer las cosas necesarias para volver a domar al elefante”, dice Haidt. “Y las evidencias sugieren que hay muchas cosas que se pueden hacer al respecto. Solo se necesita trabajo”.

Por ejemplo, se puede practicar la meditación, la respiración rítmica, yoga o técnicas de relajación para calmar la ansiedad y promover la serenidad. Uno puede aprender a reconocer y desafiar los pensamientos que nos hacen creer que somos inadecuados e inútiles.

“Si aprendes las técnicas para la identificación de los pensamientos negativos, entonces es más fácil desafiarlos”, dije Haidt. “A veces simplemente leer el libro de David Burns: “Sentirse bien”, puede tener efectos positivos”.

5 – Recuerda, el dinero no puede comprar la felicidad

Los trabajos de investigación muestran que una vez que los ingresos se elevan por encima del nivel de pobreza, obtener más dinero aporta muy poca felicidad extra. Sin embargo, “seguimos suponiendo que como las cosas que compramos no nos están trayendo la felicidad, el problema es que eran las cosas equivocadas, en lugar de reconocer que la búsqueda en sí es inútil”, escribe Daniel Gilbert en su libro , “Tropezar con la felicidad”. “No importa la clase de cosas que logremos en esta búsqueda, ya que nunca van a provocar un estado permanente de felicidad. ”

6 – Fomenta la amistad

Hay pocos antídotos mejores contra la infelicidad que una estrecha amistad con personas que se preocupan por ti, dice David G. Myers , autor de “En busca de la felicidad”. Un estudio australiano descubrió que las personas mayores de 70 años que tenían fuertes redes de amistad vivían mucho más tiempo.

“Por desgracia , nuestra sociedad cada vez más individualista padece de un empobrecimiento de las conexiones sociales, lo cual para algunos psicólogos es una de las causas de los niveles epidémicos actuales de la depresión”, escribe Myers . ” Los lazos sociales que unen también proporcionan apoyo en los momentos difíciles”.

7 – Embárcate en actividades con significado

Pocas veces somos más felices que cuando nos dejamos fluir, siendo este un estado en el que tu mente se ve totalmente absorbida por una tarea enriquecedora que pone a prueba tus habilidades. En cambio, los psicólogos saben que las actividades más comunes que elegimos hacer en nuestro tiempo de ocio (como ver la televisión) producen niveles bajos de felicidad.

Encontrar una actividad que te introduzca en esta “corriente” y te haga crecer como persona no es fácil. Todas requieren una inversión inicial de atención antes de que se conviertan en divertidas.

Así que ya veis, resulta que la felicidad puede ser una cuestión de elección y no de suerte. Algunas personas son lo suficientemente afortunadas como para poseer genes que fomentan la felicidad. Sin embargo, ciertos patrones de pensamiento y habilidades interpersonales pueden ayudar a que otras personas menos afortunadas se conviertan definitivamente en unos sibaritas de las experiencias felices. * Fuente del texto: WebMD.


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>