¿Puede un hombre bien dotado dañar los ovarios de su pareja durante el coito?

resonancia-magnetica-coito

Mi amigo Miguel es un hombre “dotado”. ¿Para qué? Pues entre otras cosas para la cocina y la electrónica, aunque la eterna sonrisa que luce su mujer, nos hace creer que su pequeña estatura no guarda proporción con el tamaño su “instrumento” reproductor. Bien sea verdad, o una mera exageración de su mujer, por aquello de que el roce y el cariño agrandan las cosas, lo cierto es que en nuestra cuadrilla bromeamos mucho a costa de su (supuestamente portentosa) “varita mágica”. Bien, el caso es que la mujer de Miguel anda últimamente con problemas oculares, lo cual como podréis comprender facilita mucho los chistes sobre el supuesto papel de su marido en estas lesiones. (Sí, lo sé, en mi grupo somos de lo peor).

Pero ahora en serio. ¿Puede un hombre bien dotado lesionar los ovarios, o la vagina, de su pareja durante el coito? (Hablamos siempre de sexo consentido, claro está). Bien, en innumerables ocasiones os he hablado de Straight Dope, la columna satírica del periodista estadounidense Cecil Adams, en la que suele contestar preguntas de sus lectores normalmente relacionadas con divulgación científica. En las respuestas de Adams se mezclan a partes iguales datos empíricos e irreverencia y humor. Bien, pues ojeando esta tarde su web llegué a la pregunta de un lector adolescente al que su hermano mayor vacilaba constantemente a costa del supuesto tamaño “monstruoso” de su ciruelo. Dwayne White, que así se llama el joven estudiante de instituto, afirma que su hermano llegó a decirle que “la tenía tan grande que en una ocasión dejó magullados los ovarios de una novia“. ¿De verdad pueden pasar estas cosas?

Vamos a la respuesta de Cecil, que inicialmente describe (y descarta) la dispareunia, un doloroso trastorno anatómico femenino relacionado con la inclinación del útero en algunas mujeres, y no con el tamaño del órgano sexual masculino.

En 2002, un cirujano urólogo de Nigeria llamado Doctor Eke publicó un trabajo titulado “Complicaciones Urológicas del Coito” en la revista BJU International, en el que reportaba 1454 casos reales de lesiones acontecidos durante el acto sexual. De los 790 casos masculinos, el más frecuente era la “rotura de pene” (un tema que ya toqué en este viejo post). En los 664 casos femeninos recopilados por Eke, abundaban las relacionadas con laceraciones, infecciones y malformaciones, pero también (y ahí por fin entramos en el meollo) se relatan casos de lesiones por “desproporción pene-vaginal”.

El trabajo de Eke cita a este respecto dos artículos. El primero hablaba de las novias infantiles (niñas de 12 años o menos obligadas a casarse) en Nigeria. El segundo citaba la historia de un matrimonio en la India, compuesto por un “recio, robusto y bien constituido marido y una pequeña y tierna esposa”. Las heridas relatadas en ambas citas, tenían que ver con fístulas vesico-vaginales, es decir, un desgarro entre la vagina y la vejiga acompañado por dolor intenso, sangrado vaginal, e incontinencia. Afortunadamente este tipo de lesiones son raras, y digamos que tienen más que ver con el pequeño tamaño de las féminas que con la robustez del hombre.

¿La conclusión de Cecil? En efecto el hermano bien dotado del chico que inició la consulta era simplemente un vacilón. Dada la elasticidad de la vagina de una mujer desarrollada, si se producen lesiones durante el coito lo normal es que tenga que ver con la “dureza” empleada por el hombre y no con el tamaño de su órgano sexual, aunque este sea de los que se pueden ver en el mundo del porno.

* Me enteré leyendo Straightdope.

** PD. La imagen que abre el post, tomada de Aunt Minnie Europe, muestra un coito tal cual se observa en una máquina de resonancia magnética. El trabajo, realizado por el doctor holandés Pek van Andel, mereció un Premio IgNobel en el año 2000.


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>