Señor Pichler, hay un tiburón blanco en el pasillo

vienna-natural-history-museum-pichler-photography-essay-taxidermy_dezeen_936_0

¿Qué sucede cuando le das a un fotógrafo acceso total a las salas no abiertas al público de un museo de historia natural? Pues que uno se encuentra frente a frente con toda clase de imágenes surrealistas cargadas de una belleza casi onírica. Tamaña fortuna le ha caído en gracia al fotógrafo austríaco Klaus Pichler, a quien la dirección del Museo de Historia Natural de Viena dio carta blanca para pasearse por todas las salas donde se almacena una colección de más de 30 millones de objetos.

Merece la pena decir que Pichler no colocó a su antojo las piezas, bien fueran reproducciones o ejemplares disecados, sino que se limitó a fotografiar lo que encontró en el estado en que estaba almacenado.

El resultado a su expedición por los fondos ocultos del museo, que duró cuatro años, se exhibe ahora en una exposición fotográfica llamada, con mucho acierto, “esqueletos en el armario”, en relación al popular dicho anglosajón, que se emplea cuando alguien guarda un secreto oscuro en su pasado.

vienna-natural-history-museum-pichler-photography-essay-taxidermy_dezeen_1568_9

No os perdáis la galería de imágenes accesible en la web Dezeen, donde seguramente algunas de las fotos os impactarán y fascinarán a partes iguales. En cierto modo, es como asistir al rodaje de un episodio de El Ministerio del Tiempo. Apuesto que una visita privada a otro museo, similar a este, fue lo que inspiró la película Una Noche en el Museo.


Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>