El baño me lo respeten por favor…

El baño no me lo toques

Mi lector de Feeds rebosa de post que no tendré tiempo a leer. Mis hiperactivos tweet-colegas saturan mi timeline de cadenas de caracteres que probablemente desaparecerán como lágrimas en la lluvia sin alcanzar mi retina. La cuenta de gmail se llena de correos en negrita advirtiendo que soy un pésimo gestor de mi vida privada.

La información me persigue a velocidades que jamás te ofertarán con el ADSL de Vodafone. Mi iPhone me envía actualizaciones cada vez que un desconocido amigo en Facebook me invita a un simposio sobre migrañas post-abducción en el inframundo multiburbuja de Everett. Los autobuses me bombardean con paneles informativos a los que no puedo dejar de mirar. Mi coche me pide que pare y revise la presión de mis neumáticos. Mi suegra me invita a probar empanada por SMS.

Chiquito de la Calzada, aquel filósofo de original caligrafía expresó como nadie mi desazón: “no puedooooorllll…”.

Confieso que a veces, cuando el volumen de bits me aplasta cual iPad cayendo de canto sobre una cucaracha analógica, me encierro en el baño.

Allí, el papel higiénico sueña con cachorros de labrador que le desmelenan por casas de hipotecas inimaginables. Las etiquetas de champú siguen siendo pedagógicas cuando llega el momento diario del adelgazamiento orgánico. A veces, solo a veces, algún champú snob recién llegado al mercado te cuela una holografía en su pegatina trasera, y rompe la harmonía de mi cápsula del tiempo. Pero lo normal es que mi ducha, mi afeitado, y mis abluciones de bidet se realicen en paz, ajeno al tsunami de bits que me acosa cual tigre herido al otro lado de la puerta.

Y entonces un lumbreras, un enfermo de la tecnología que se cree muy geek porque trabaja en un think-tank (sea lo que sea ese palabro) o para la edición digital del New York Times, te golpea con una imagen como la que veis abriendo el post.

Un puto y jodido espejo táctil digital equipado con reconocimiento facial, webcam y 100.000 chorradas high-tech más totalmente prescindibles. Y el jodido “magic mirror” ese te receta medicamentos sin haberse sacado el título de matasanos, te da consejos de moda para que alcances el glamour de la duquesa de Alba, y supongo que será capaz (si no actualizas el antivirus) de enseñarle tu chorra mojada a todos los contactos de Tuenti de tu hija adolescente.

Y tú solo piensas en cruzarte al tío del New York Times por una calle no videovigilada, de esas que ya se han extinguido en Londres, y decirle:

“Mirusté señor geek de los cojones. Váyase a tomar por el culo de una puta vez. ¡Meapilas!”

Lo vi en (y me indigné) en extremetech.

12 Comentarios

Participa Suscríbete

ALyCieALyCie

¿de qué estamos llenando nuestro tiempo?
Por contra, ¿que estamos dejando de hacer tan ocupados como estamos?

Miguel Nicer

Razón tienes Maikel. Es como aquello del navegador en el microondas. No me extraña que te indignes. Pero como dira tú madre, dulcifica el lenguaje. :-)

levilevi

Reverteeeee yo te lo mando… abandona el cuerpo de Maikel….. ;).

Afortunadamente, yo estoy protegido contra esos inventos… aunque lo montase, únicamente saldría el mensaje “el fondo de escritorio ha causado un error grave al sistema y se cerrará”

PoldetePoldete

Muy bien dicho Mailkel ¡¡con dos cojones!!.
Sí señor, es que hay cosas que no se explican bien sin poner un par de palabrotas.
Yo me bajo a mear al parque antes que en el aseo de un amigo que tenga un invento como ese.
Saludos.

Madieta

“Confieso que a veces, cuando el volumen de bits me aplasta cual iPad cayendo de canto sobre una cucaracha analógica, me encierro en el baño.”

Sublime.

juanandres

Holaaa he echado un vistazo a tu blog y esta muy bien e incluso he hecho clik en tus anuncios para que ganes dinero, echa un vistazo al mio y dime que tal, no te olvides de hacer clik en mis anuncios porfaaa…

RayaditaRayadita

ole ole y ole con dos cojonazoos el señor maikel!! viva atocha y sus atochanos! yo a veces tambien me llevo el ipad a cagar.. venga unbesele para todos.. me encanta el nuevo espejoo

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>