¿Por qué vemos roja la luna durante un eclipse?

vMw7yamP4Rw

Hace dos días, coincidiendo con el solsticio de invierno, un eclipse de luna hizo desaparecer a nuestro satélite bajo la sombra de la Tierra durante un total de 72 minutos. Los norteamericanos pudieron disfrutar del espectáculo mejor que los europeos, y prueba de ello es que el vídeo que os muestro sobre estas líneas se grabó en Florida. El caso es que viendo las imágenes, mi hija de 8 años (que adora la asignatura llamada “cono”) se quedó realmente sorprendida del color rojizo que en ocasiones toma la luna. Estaba preparada para verla desaparecer bajo la negra sombra de nuestro planeta, pero no para que la luna se tiñera de sangre. ¿Por qué se pone roja, papá?

Bien, el caso es que aunque la silueta de la Tierra bloquee por completo el disco del sol, lo cierto es que algunos rayos de luz solar consiguen llegar a la superficie de la luna de forma indirecta, después de atravesar un buen trecho de la atmósfera terrestre. Lo que ocurre entonces es que nuestra atmósfera actúa como un filtro, elminando la mayor parte de la luz de color azul y dejando pasar las longitudes de onda mayores como la roja y naranja, que de este modo “pintan” la cara de la luna.

Si os fijáis, es exactamente el mismo efecto que se produce cuando anochece, y vemos que el sol va adquiriendo ese peculiar tono rojizo. En esas horas de la tarde, la luz del sol atraviesa un trecho de atmósfera mayor que el ordinario de camino a nuestra retina, y la atmósfera filtra las longitudes de onda más cortas, dejando al rojo para el final.

8 Comentarios

Participa Suscríbete

zovalzoval

y bien…que le dijistes a tu hija? jaja, me interesa por si en el futuro tengo hijos, k pienso criarlos en la ciencia!

Charly

Hay otro motivo por el que “en la película” se ve la luna roja. El iris automático de la cámara. Me explico:
– Cuando empieza el eclipse la parte oscura de la luna no se ve, o se vislumbra apenas muy oscura. La parte iluminada de la luna es muy brillante y satura el sensor de la cámara. El iris está muy cerrado, hay mucha luz.
– Cuando la parte iluminada de la luna es muy pequeña o está toda oscura, el iris de la cámara se abre por no recibir apenas luz. Al tener el iris totalmente abierto el sensor recibe más luz. Consigue más sensibilidad. Lo que antes parecía totalmente negro, sin variar su luminosidad, ahora parece tener algo de luz. Esa iluminación residual que llega a la Luna es, en buena medida, luz dispersada por la atmósfera terrestre. Esa luz está mayormente en las longitudes de onda más largas y, por tanto, más rojas. En realidad al ojo humano la luna estará oscura.
– A medida que la luna se va volviendo a iluminar se produce el proceso inverso.

En todo caso es un vídeo muy chulo.

loislois

@zoval

Quizá sea mejor que leas el post entero, que no es tan largo. Y así, quizá, puedas educar a alguien “en la ciencia”.

Maikelnai

Pues le hablé del prisma (que es un experimento que conoce) y de como divide la luz del espectro. Le dije que el rayo azul era muy vago y que el rojo era el que más fondo tenía cuando corría por la atmósfera. Y que por eso en distancias largas como del horizonte al atardecer, la luz que nos llegaba era la roja, porque los demás colores se cansaban y desaparecían 😉

Cuando sea algo mayor se lo desarrollaré un poquito 😉

4 Trackbacks

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Pinche aquí para ver el vídeo Hace dos días, coincidiendo con el solsticio de invierno, un eclipse de luna hizo desaparecer a nuestro satélite bajo la sobra de la Tierra durante un total de 72 minutos. Los norteamericanos pud…..

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>