Greenbird (el cruce entre un barco, un coche y un avión)

Este extraño vehículo llamado Greenbird, y que se parece a un planeador acoplado a un coche por el extremo de su ala derecha, es el fruto de 10 años de duro trabajo del ingeniero británico Richard Jenkins, quien ha conseguido con él batir el récord mundial de velocidad para un vehículo puramente eólico. El chasis está realizado completamente en fibra de carbono, y solo hay algunas piezas de metal en los rodamientos del ala y en las ruedas. Tal y como lo define Jenkins, el coche es en realidad un barco a vela sobre ruedas en el que se han sustituido el mástil y la vela textil por un planeador (a esto lo llamo yo vehículo tierra-mar-aire). El Greenbird (supongo que con unas condiciones de viento idóneas) alcanzó la nada despreciable velocidad de 202,9 km/h. El coche en realidad va tan rápido, que el ingeniero tuvo que añadir elementos aerodinámicos que le hicieran ganar efecto suelo (como en Fórmula 1) para evitar que saliera volando.

El nuevo récord mundial, que superó a la antigua plusmarca del estadounidense Bob Schumacher en 16,2 km/h, se consiguió en las secas planicies del Lago Ivanpah, estado de Nevada (EE.UU.).

Visto en BBC News.

4 Comentarios

Participa Suscríbete

jathjath

¿El antiguo record de velocidad lo tenía un tal Schumacher??? ¿Seguro que no se llamaba Michael? 😀

ezeqdb

Me da bronca cuando pasan esos malentendidos, uno que no sabe mucho del tema se cree que está confundido o algo así, no puede haber una coincidencia así.

Como Ronaldo y Ronaldinho

O Nadal y Nalbandian

Al principio pensé que se referían al mismo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>