Una bola en el fondo del mar llena de dudas a los científicos

En el verano del año 2007, durante una expedición a las Bahamas, un equipo de científicos realizó un descubrimiento inusual. Sobre el lecho marino, a una profundidad de 610 metros, un submarino dirigido por control remoto grabó en vídeo lo que según la descripción de uno de los investigadores (Mikhail V. Matz de la Universidad de Texas) era una “bola sin cerebro, sin ojos y sin color, cubierta completamente por barro”.

Lo que es más, los investigadores descubrieron que estas bolas, que medían 2,5 centímetros de diámetro aproximadamente, parecían dejar rastros sobre el fondo marino, como si de algún modo consiguieran rodar sobre él por sus propios medios.

Ahora, en un trabajo publicado en Current Biology, el doctor Matz y sus colegas han descrito su hallazgo en términos más científicos: se trata de una ameba gigante del género Gromia, un envoltorio transparente de protoplasma con un núcleo relleno de agua que le ayuda a mantener su forma esférica. Y los investigadores afirman que la criatura realmente rueda, empujándose a si misma mediante la exudación de pequeñas porciones de protoplasma a través de unas aperturas en su superficie que se pegan sobre el lecho marino y gracias a las cuales consumen nutrientes.

Pero esta bola de golf viviente autopropulsada es más que una curiosidad. Los investigadores cayeron en la cuenta de que sus rastros eran muy similares a los surcos hallados sobre lecho marino fósil datado hace más de 550 millones de años. De modo que la ameba rodante arroja dudas sobre el entendimiento que los científicos tienen sobre el modo en que la vida en la Tierra se diversificó.

Muchos científicos habían argumentado que los organismos multicelulares que tienen dos hemisferios simétricos surgieron antes de la explosión de diversidad que se dio en el período Cámbrico, hace 542 millones de años. Uno de los mejores argumentos que tenían para hacer esta afirmación era precisamente la de los rastros fosilizados encontrados en el lecho marino, ya que parecía claro que solo una criatura compleja y de simetría bilateral, podría maniobrar por sus propios medios dejando esa clase de surcos.

Pero ahora aparece este organismo Gromia, que es unicelular y no tiene simetría bilateral, y que aún así deja rastros muy similares. Tal y como sostiene el doctor Matz: “realmente este es un duro golpe para la escuela de pensamiento que sostiene que los animales evolucionaron de forma lenta antes del Cámbrico”.

A Ball on the Seafloor Casts Doubt on Views of How Life Diversified (autor Henry Fountain)

12 Comentarios

Participa Suscríbete

SaggySaggy

No, si todavía tendrán razón los creacionistas…de la ameba al Homo Christianus sin transición.

eLfaeLfa

Jod.. que fuerte.
Hace poco vi un documental de medusas que me quedé también alucinada. Por lo “simples” que parecen y lo “complejas” que son.
Salu2

yoyo

Bueno, podría ser que las huellas en el fondo se parecen a las de hace 550 millones de años simplemente por evolución convergente.

Un delfín nada de la misma manera que un pez, sin embargo su evolución ha sido muy difernte: evolucionaron desde mamíferos terrestres. Con esto quiero decir que el hecho de que estos bichos hagan lo mismo que hacían otros bichos hace mucho, no quiere decir que sean iguales o que tengan algún parentesco directo.

Puede ser simplemente que hayan evolucionado hacia el mismo comportamiento porque viven en el mismo ambiente y esa es la mejor manera de adaptarse.

pecenetpecenet

Ya se que seguramente no sea lo mismo pero hace unos 3 ó 4 estuve trabajando en Mallorca y en los descansos iba a bucear con un amigo en el fondo había unas bolas que parecían como burbujas rellenas y también estaban cubiertas de barro al igual que las de la foto, estas esferas iban dejando un surco como el que dejan los cangrejos ermitaños en la arena dl fondo. Viendo la foto diría que eran iguales pero bueno, seguro que no.

mauricio diazmauricio diaz

Siempre en el mundo terrestre o en el fondo del mar habrá curiosidades y noticias que nos acercan más a redefinir nuestra historia. Hay mas por descubrir que lo ya descubierto.

Dr. G. NomaDr. G. Noma

Hola, k interesante hallazgo, me he quedado estupefacto, que increible, kreo k el lecho marino siempre nos traera grandes sorpresas komo esa, es increible que eso sea una Ameba y m atrevo hacer uso de mi derecho a dudar porke este post no ofrece mas informacion acerca de komo los cientificos determinaron k c trataba de un organismo de la familia protista, por hablar a grandes razgos, cabe senalar k una ameba es como la Entamoeba hystolitica que es la k kausa diarreas y problemas intestinales, uhm eso m hace pensar y decir…. xke demonios ese organismo tmb pertenece a esta familia, d ser asi, nadie kerra saber lo k kausa dentro de algun organismo multicelular animal, hahaha… perdon por la broma…

Cuando komence a leer la noticia pense… si el barro fue de lo primero k se komenzo a manipular… porke no simplemente pensar… es simple barro ke se tiro al mar, y komo el mar tiene diversas korrientes pues eso hace ke se muevan debido a su forma esferica, ahora pudieron o no haber sido esferikas desde un principio y kon el movimiento y la exfoliacion de la arena tomar su forma.

Pero lo k menciona Ramon y pecenet, me desconcierta del pensamiento anterior y m hace decir… xk se encuentran en diferentes zonas, quiza si sea un organismo komo dicen.. sera kosa ke investiguemos a fondo…

Mientras tanto viva la genetica 😉

paz brothers

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>