Ingeniería genética y cultivos… luces y sombras

Hace unos días conocí en Sevilla a Victoria Rodriguez, bloguera argentina de ascendencia española que colabora en Diario del Viajero. Le conté – como hago con todos los argentinos que conozco – que mi padre es primo de Luisito Artime, un conocidísimo futbolista que llego a jugar un mundial defendiendo a la Albiceleste. No falla, cada vez que le cuento esa historia a un argentino me gano a un amigo. Pero vamos al grano, en un momento dado de la agradable conversación, poco después de mencionar las míticas cualidades de la carne de aquel país, Vicky me preguntó – un poco a modo de trampa – si yo sabía cuál era el producto más exportado por la Argentina en la actualidad. No me pilló y contesté acertadamente: la soja.

Esta mañana en la oficina, en lo que ya se está convirtiendo en una agradable costumbre, he recibido un paquete envíado por Alejandro (de Diana Media Group) con el libro cuya foto preside este post en su interior. Si seguís un poco el blog, estoy seguro que ya os habréis dado cuenta de cual va a ser el próximo premio en la fotoviñeta 😉 El libro, escrito por la periodista, documentalista y directora francesa de cine Marie-Monique Robin (y que aún no está disponible en las librerías) se titula “El mundo según Monsanto“, y como su propio nombre indica habla de esa empresa estadounidense especializada en semillas modificadas généticamente (el libro los llama OGM), cuyo poder le ha llevado a hacerse con el 90% del mercado mundial en este campo.

Antes de dedicarse a los transgénicos, Monsanto era una empresa netamente química, y de las más contaminantes debo decir. Entre los muchos productos de este ramo que sigue ofreciendo, se encuentra el herbicida round up (glifosato) – el más vendido en el mundo desde los años 70. Este herbicida de amplio espectro no es selectivo, es decir, mata a todas las plantas que encuentra en su camino. Por si solo, el round up ya es un éxito económico brutal entre los agricultores. Pero resulta que a partir del año 1998 Monsanto consiguió incrementar su ventas porque creó cultivos que evitaban la muerte a manos del round up.

Es curioso, pero en las primeras páginas del libro descubro que la gran mayoría de la soja que se cultiva en Argentina – y de ahí el recuerdo a la conversación con Vicky en el primer párrafo – pertenece a la variedad “round up ready”, especialmente creada en los laboratorios de Monsanto para resistir las consecuencias del herbicida antes citado.. y que también ellos fabrican (¿la paradoja del bombero pirómano?). En fin, por el primer “ojeo” al libro creo que no me dejará indiferente. Prometo abordarlo de forma escéptica y crítica. No seré yo quien arremeta – sin más – contra las técnicas de la ingeniería genética. Hay quien ve en los transgénicos el episodio final en la lucha eterna del hombre contra la naturaleza, pero al mismo tiempo creo que todo el mundo estaría encantado si el día de mañana las biociencias logran desarrollar plantas que puedan crecer en los suelos áridos y pobres del Sahel y acabar con el hambre en la región.

El problema, dirán algunos, es que a día de hoy no conocemos los efectos secundarios que la alimentación con esta clase de productos puede llegar a crear a largo plazo. Y sobre todo, preocupa mucho el peligro real de que los OGM contaminen o acaben con las variedades locales no modificadas. Este controvertido asunto genera defensores y detractores en función de los intereses de cada uno. En España, sin ir más lejos los agricultores van poco a poco generalizando el uso de OGM por el ahorro económico que suponen, aunque los consumidores – y por supuesto los ecologistas – se oponen a su uso en gran medida.

Pero el tema es muy complejo, y como ejemplo dejadme que os haga esta pregunta: ¿pondrías leche transgénica en el biberón de tu bebé? Probablemente contestes que no, pero imagina que vives en un país en el que no abundan los hospitales, y piensa que esa fórmula lactante contiene una proteína – obtenida gracias a la biofarmacia – que evitaría muchas muertes por diarrea ¿seguirías opinando que no? En fin, el tema es apasionante, y como digo, hay que procurar acercarse a él sin rígidas posiciones preconcebidas. Os mantendré informados de mi última lectura.

15 Comentarios

Participa Suscríbete

CobaltCobalt

Monsanto también es famosa por esparcir intencionadamente sus semillas en campos de cultivo y luego denunciar a los agricultores por “usarlas” violando su “patente”.

RoRo

Vaya, cuando te engancha un libro te engancha, ¿eh?. Como te pase como con el de “Una nueva mente” nos vas a abandona un poquito, hasta siento celos xD

Bueno ya nos irás contando, la verdad es que el tema es controvertido.

Besos

P.D: No le dijiste nada a la argentina sobre la copa Davis?? jeje…

Maikelnai

Pues no, pero porque fue el fin de semana anterior a la final 😉

Si no le habría sacado el tema de los calzones de Del Potro 😀

La verdad que el fin de semana del EBE fue como un chiste… “entran un argentino, un mexicano y un español en un bar” jejeje. Tuvimos que inventar el insulto metanacional: “pinche boludo gilipollas” 😀

arturiosarturios

Partiéndo de que Mosanto es una multinacional norteamericana, creadora del famoso agente naranja usado en la guerra del Vietnam y cuya ética y moral brilla por su ausencia…

¿Cuantas de las cosas que se cuenta de dicha empresa son verdad? ¿cuantas cosas que se cuentan de los transgénicos son ciertas?

A mi me parece peligroso tanta histeria ecólatra (versión ecologista del agonías tecnológico) por que casi todo lo que cuentan es una pura mentira, con alguna que otra verdad y si esto explota, si de pronto nos encontramos que todo lo que nos han contado es pura patraña, tecnofóbia y religiosidad de nueva era de lo más patética, podría pasar que las peligrosas verdades sobre esos oligopolios pasen desapercibidad entre tanta basura.

Por ejemplo, es cierto que muchas semillas que venden son estériles, sobre todo por que son híbridos (como las mulas) pero el famoso gen Terminator, que hace estériles a las semillas que venden era un proyecto, no un hecho, una idea surgida por la presión de los ecologistas que alertaban en contra de la posible (y prácticamente improbable) migración de genes. Pues bien, sin no son estériles ¡¡¡se acaba el mundo!!! si lo son ¡¡¡se acaba el mundo!!!. Por cierto, aunque nunca salió la idea de los despachos hoy en día es un hecho y toooodas las semillas de Mosanto llevan ese gen “virtual”.

La soja de Pioner que causó cientos de muertos según los ecologistas, una soja a la cual se le había añadido una proteina de la nuez de brasil para que tuviera todos los aminoacidos esenciales pero en laboratorio se dieron cuenta que era TAN alergénico como el cacahuete, lo que podría causar el mismo número de muertes al año que dicho fruto seco, por lo que nunca salió del laboratorio, y sin embargo, según los ecólatras hubo no unos pocos muertos, ni cientos, sino ¡¡¡miles!!!

Todas las histerias que se han soltado sobre los transgénicos ha provocado que casi ninguna otra empresa se atreva con estos productos, que los estados tengan terror a subvencionar estas investigaciones y que Mosanto se convierta en casi un peligrosísimo monopolio gracias a ¡¡los ecologistas!!

Cabezón

Al margen de lo que se diga de la multinacional, el gran peligro que veo yo en los transgénicos es la dependencia de la agricultura de las multinacionales: ellas proporcionan la materia prima a todo el mundo, por lo que controlan el mercado. Además, la biodiversidad se va a tomar por c… por lo que ante cualquier nuevo agente microbiano, todos los cultivos se verían afectados… hasta que Dios-multinacional entregue otra variedad transgénica resistente al nuevo agente.

Vicky

Coincido con tu punto de vista con respecto a los transgénicos. También hay que considerar que cuando Monsanto llega a una zona pobre o empobrecida donde hacer sus pruebas o colocar sus productos, tiene un gran efecto multiplicador económico en esa comunidad. Es el caso de cantidad de pueblos (provincias enteras) del interior de la Argentina. ¿Quién le puede decir que no ?

Por otro lado, felicito a la “armada española” y a todos sus seguidores por la Copa Davis. Se la merecen porque los partidos se ganan en la pista, donde debe ser.
El pez por la boca muere (y se traga los calzones) Jeje !

Gracias por tu recuerdo. Un saludo de una
pbg (pinche b…. g….) desde el sur de España

SalgueroSalguero

En Telecinco 2 (TDT), justo esta semana pasada han estado emitiendo ( y repitiendo en varios horarios) un documental al respecto, y con el mismo nombre que el libro. Muy recomendable.

MarianoMariano

Uno:Cientificamente no hay nada contra los transgenicos
dos:Una Hectarea de transgenico aparte de ser mas fuerte produce un minimo de un 18% más de producción.
Tres:Hay mucho hambre en el mundo y hay que hacer algo
Cuatro:Darme hasta en el paladar¡¡¡¡ :-))))

Un saludo a todos

CésarCésar

Hola
Interesante el libro. Creo que lo compraré.
Me han contado algo sobre los de Monsanto en relación a las semillas estériles y su expansión y colonización de cultivos y me he quedado de piedra… no sé si será verdad, pero de serlo, es una pasada.

ElHombrePanchoElHombrePancho

Yo estoy de acuerdo con los transgénicos. Si podemos mejorar las plantas de las que nos alimentamos para que nos resulten más productivas y rentables creo que haríamos muy mal en dejar pasar la oportunidad.
Siempre con cuidado y siguiendo la normativa…

am8am8

Como bien comenta arturios sobre Terminator, ese es el gran problema. Pues de concretarse ese ´monopolio´…sonamos! Por suerte ha sido frenado el tema, pero casi se salen con la suya….
Como decía mi abuelo: ¨Come niño, aprovecha antes de tener que comerte el reloj que llevas puesto porque mañana saldrá mas caro 1 plato de comida que la electrónica.¨
….y alguien (lamentablemente) dijo: Amen.

EstherEsther

El problema es que no se pueden poner puertas al campo. Conozco agricultores ecológicos y al lado de sus cultivos, hay de convencionales… se polinizan entre ellos y los productos de uno se trasladan al otro, pero claro, los ecológicos pueden perder su certificación, que es muy estricta. Con los transgénicos pasa lo mismo…a mi un payés viejo, de esos que da gusto hablar con ellos, suele decirme: “No son tontos, los Monsanto, no… arroz, trigo y maíz… y la alimentación mundial en sus manos”. Para pensarlo.

pristigasterpristigaster

Los transgénicos son unas solución maravillosa para el futuro, pero como en toda actividad económica que mueva el suficiente dinero y rentabilidad, entramos en los problemas de siempre: multinacionales, monopolios, lobbies, pérdida de moralidad, daño a las formas tradicionales, artesanales y sostenibles; decisiones especulativas tomadas por especuladores… A Microsoft lo tomas o lo dejas, pero es más difícil evitar OGMs en la dieta.

Conseguir cualquier vegetal con todos los aminoácidos esenciales, con un % de proteína alto, altos contenidos de vitaminas y nutrientes funcionales, resistencia al estrés hídrico, menos consumo de agua, producción de compuestos útiles no alimentarios (biocobustibles en plantas rústicas que no son de consumo ni se cultivan en tierras de consumo, por ejemplo)…. y sin problemas sanitarios, medioambientales o sociales, es un objetivo y cambiaría el mundo a mejor, si conseguimos evitar que se perjudique a la producción de agricultura tradicional y biológica (por ejemplo la avena OGM, si no me equivoco, les contamina la producción, pues fertiliza sus cultivos y parte del grano es OGM; y el glifosato puede afectar a cosechas vecinas no resistentes y a la fauna y flora beneficiosa), que el sistema apoye una agricultura basada en la química, los pesticidas y el derroche de agua y abonos, que se “esclavice” a los productores-consumidores (compran a la multinacional la semilla y el pesticida, y después les venden la producción), o que se liberen variedades sin una seguridad plena en cuanto a interferencia de cara al consumo (por ejemplo el maíz resistente a la enfermedad del taladro tiene una proteína tóxica para el insecto… pero añadirla a la dieta no sé qué me da).

Es algo que debería cambiar el mundo, pero… da miedo ver los actrores metidos en la obra….

Salvador B.Salvador B.

estoy muy interesado de leer “El mundo segun Mosanto”. alguien me puede indicar donde comprarlo. no lo encuentro por ningún sitio…

gracias.

Salva.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>