Te amaré después de muerta, María Elena

Si ayer os hablé de una extraña historia de amor a seis piernas, hoy quisiera comentaros algo sobre otro “bizarro” romance que me he encontrado en la red (el autor del post original la llama con acierto: “una amór-bida historia”). La narración trata sobre un médico estadounidense de origen alemán, Carl von Cosel, y de su cohabitación en el fuselaje de un avión (no consentida, suponemos…) con un bonito cadáver… ¡momificado por él mismo! La historia, realmente escandalosa, causó una auténtica conmoción en la atónita sociedad norteamericana de la década de 1940. Y si queréis conocerla en profundidad, y sorprenderos con sus detalles y resolución, deberéis leer La novia cadáver en el blog de Kurioso 😉

3 Comentarios

Participa Suscríbete

kurioso

Miguel, gracias por el enlace. Por mi hoy te has ganado el cielo… Un apunte:

Omití voluntariamente algún dato, no contrastado, pero que corrobora la teoría de ‘consumación’ post-morten del matrimonio.. En 1972 el Dr. DePoo (integrante del equipo que realizó la autopsia a Elena 30 años antes) declaró , por primera vez, que encontró a la altura de la pelvis del cadáver un tubo de cartón con algodón ‘sucio’ en uno de los extremos… al pasar tanto tiempo no guardó documento ni prueba alguna del análisis pero trastocó el movimiento pro-romántico que había despertado con el personaje de Von Cosel… Para mí, en ambos casos, Cosel demuestra una innegable distorsión mental y delictiva pero también una sobrecogedora capacidad de amar

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>