Del pequeño paso que va de los misiles a las tetas

¿Qué tiene en común un misil y una teta? Bueno, a parte de la obviedad morfológica, nada en absoluto. Es más, al primero podríamos asociarlo con la ira homicida tan típica de nuestra especie, aunque perfeccionada por milenios de prueba y ensayo para lograr matar “in bulk” que dirían los sajones, o “a granel” que diría mi abuela. A la teta en cambio – dejando a parte el lado más felliniano – podríamos asociarla con un hecho completamente contrario, el amor materno, la lactancia, la vida.

Yo nunca estudié con los padres Salesianos, que como es bien sabido son muy buenos porque te llevan de excursión, y a lo mejor salí ganando. ¿Quién te dice a ti que esos esos mismos salesianos, cuando no te llevaban de excursión, no eran un poco cabroncetes y te machacaban las manos a reglazos a poco que no te supieras el 8º mandamiento, o pusieras en duda el misterio de la santísima trinidad en plan: “no me como lo del padre-hijo-palomo”? Pero me estoy yendo por las ramas, porque mi intención no es ir en contra de esos abnegados y castos tutores… de hecho aún me pregunto a santo de qué les he sacado a colación.

Ah si, ya caigo… el caso es que a los militares les pasa un poco como a los padres salesianos… pero al contrario. Me explico, todo el mundo cree que son un poco cabroncetes, sobre todo los de las películas “meidinyuesei”. A los de aquí se les ve de otra manera, en plan cruz roja internacional, buenos chicos, siempre cuidando de que la gente no se saque los ojos, ni se corte las manos, por esos mundos de Alá… pero a los estadounidenses les tenemos un poco de tirria. Claro, tanta peli con el general malo que solo quiere que el estado aumente aún más el presupuesto armamentístico; que se inventa enemigos y armas de destrucción + IVA donde no las hay; que pone de mala leche al presidente en el despacho oval para que pase a DEFCON 1; que sugiere que es mejor sacar el arsenal nuclear antes de que el enemigo les borre del mapa; que si entierra a un marine gay en el patio trasero para que no salga “vivo” del ARMY-ario. En fin, un poco capullos… ya sabéis.

Pero que no, que no, que al igual que los salesianos… que no son tan majos cuando no viajan, resulta que los militares no son tan malos cuando no matan. De hecho algunos son unos angelitos y ¡mira tu por donde! cambian del misil a la teta, así sin más… porque se les sale el corazón – de grande que es – por un lado del chaleco antibalas. Sin ir más lejos, hace años traduje una noticia para Astroseti (que dio mucho que hablar) sobre las preocupaciones ecológicas de los grandes amigos de los militares: los fabricantes de armas, donde se demostraba que en el fondo sufrían (pobrecitos) por el medio ambiente, como el que más oiga… ¡verdes de toda la vida!

Y hoy, como para demostrar que soy un sucio zarrapastroso al pensar mal de estos esforzados héroes, descubro en la prensa que entre sus filas hay gente capaz de aplicar la tecnología militar al servicio de la salud de sus conciudadanos. Eso mismo ha hecho un cirujano del ejército de los EE.UU., el coronel Craig Shiver, quien ha financiado un ensayo clínico empleando software militar no clasificado y diseñado originalmente para rastrear misiles, para detectar cáncer de mama. La intención de las pruebas es que las mujeres que padecen esta aterradora enfermedad puedan ver reducida significativamente la desfiguración a la que se ven sometidas cuando se les practica una mastectomía. Lo cual – y ahora en serio – me parece una causa de lo más honrosa.

Como os decía, inicialmente ese mismo software se diseñó para detectar los misiles reales con carga “pa matá”, y diferenciarlos de los misiles dummy “o de ful” que el enemigo pone junto a ellos para mosquear al espía vestido de lagarterana que les vigila. El doctor Shriver pensó que si ese software era tan efectivo localizando a los misiles reales, tal vez podría hacer lo mismo detectando células cancerosas entre un montón de células normales. Y no se equivocó. En el fondo se trata de aplicar el mismo algoritmo, y los militares están muy contentos porque también en esta admirable tarea el software ha demostrado su efectividad. Como ha dicho el Coronel Shriver: “este es un claro ejemplo del modo en que la tecnología de defensa puede aplicarse para otros usos que podrían ayudar a millones de personas”.

¿Veis como no todos son tan malos? En el fondo tras leer el artículo uno se queda con la sensación de que el mundo va bien, que el napalm podría aplicarse para quemar rastrojos y matar al pulgón en las grandes plantaciones de maíz destinado a biodiesel, que los fusiles se crearon exclusivamente para que los lusos los adornaran con flores en abril del 74, que las minas que siembran de mutilados el tercer mundo son artilugios necesarios para cuidar que no se pise el césped, y que las guerras y los cuerpos sepultados de todos los que fallecieron por su causa, son simplemente el abono que precede al más loable de los objetivos: sembrar la paz.

9 Comentarios

Participa Suscríbete

Leo

Maikel, ya la genis Laurie Anderson en su tema O Superman de un minimalismo hermosisimo juega con el doble sentido de las palabras vinculando el abrazo materno y las armas de destrucción. Salu2.

GrijandemooorGrijandemooor

Es q los tumores de teta son mu malos!!!y asin tumores-torpedos se parecen en su maldá intrínseca!.El perro los güele,los detecta y se descubre el pastel. ADELANTE EQUIPO A!!!.

Motarile

Ahrgggh!! Me acuerdo que la imagen. Es de la “amiga” de Mazinger Z, se llamaba Afrodita ??ALGO??.

Cómo se llamaba??

Ptons.

Ahora me comeré el coco toda la tarde …. ditasea…

Cabezón

Se te ve el ramalazo pacifista, Maikel 😀
Pero como dice Clarke en varias de sus novelas: es una pena que los gobiernos no se den cuenta de lo útil que podría ser invertir todo el dinero que se gastan los militares en investigación. La gente que protesta porque se envíe una sonda a Marte debería protestar, con más motivos, por los millones que se gastan en artilugios para matar… aunque a veces surja algo útil de ellos.
¡Total! Un cuchillo sirve para comer, pero también para matar. Me quedo con lo primero, no con lo segundo.

TDI

Lo que has hecho es un método muy efectivo para hacer que lea un artículo entero, por largo que sea. Dar una introducción (larguilla, por cierto) y al final dar la noticia, contándolo de forma amena.

Eso de utilizar los avances de un campo en otro ya se había hecho con otras cosas, pero es impresionante como un programa militar como ese puede detectar tumores.

Maikelnai

Pues esa era mi finalidad TDI. A veces a uno le entra una modorra impresionante al enfrentarse a una “seria” traducción, pero escribe alegremente contando lo leído a su manera, y metiendo chistecitos o expresando su opinión. Lo cierto es que he disfrutado escribiendo, mientras que anoche no me apetecía lo más mínimo traducir 😉

1 Trackback

Del pequeño paso que va de los misiles a las tetas…

"¿Qué tiene en común un misil y una teta? Bueno, a parte de la obviedad morfológica, nada en absoluto. Es más, al primero podríamos asociarlo con la ira homicida tan típica de nuestra especie, aunque perfeccionada por milenios de prueba y ensayo p…

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>