Material caliente

La hembra del macaco de Berbería (el conocido mono de Gibraltar) no es nada tímida. Conocida por su promiscuidad, solicita sexo meneando sus cuartos traseros sin ningún pudor frente a las caras de sus posibles pretendientes. Pero su lascivia no concluye aquí: una vez que el macho la monta, la hembra comienza a gritar, marcando los tiempos y el rimo para que el macho alcance la velocidad idónea y de este modo mejorar la probabilidad de la eyaculación. El hallazgo, del que se informa en la edición del 18 de diciembre de la revista Proceedings of the Royal Society B, sugiere que en lugar de ser un anuncio de fertilidad, tal y como antes se pensaba, los gritos son la forma que tiene la hembra de conseguir todo el esperma del mayor número de machos posible. (Foto: Dana Pfefferle)

Visto en ScienceShots

0 Comentarios

2 Trackbacks

La promiscuidad de la hembra del macaco de Berbería

La hembra del macaco de Berbería (el conocido mono de Gibraltar) no es nada tímida. Conocida por su promiscuidad, solicita sexo meneando sus cuartos traseros sin ningún pudor frente a las caras de sus posibles pretendientes. Pero su lascivia no conc…

[…] Trabajar por amor a la ciencia observando a los chimpancés como hace Jill Pruetz debe ser fascinante, pero pasarse una larga temporada en el peñón de Gibraltar estudiando los encuentros sexuales de los macacos, para determinar que el grito de las hembras facilita la excitación y eyaculación de los machos, no tiene precio. […]

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>